AYUDA EDUCATIVA PARA LOS MÁS PUDIENTES

Hay cuestiones que tienen que ver con los valores y principios morales que en general casi todos aprendimos desde chicos y eso constituye nuestro ser. Una de esas cuestiones que casi todos aprendimos fue que tenemos que ayudar a los que más lo necesitan, la solidaridad es algo que se forma fuertemente cuando somos niños pequeños, aunque se puede aprender cuando somos más grandes, nos hemos formado así desde chiquitos.

Pero hay personas que están fuera de estos valores y principios, muy pocos, pero existen. Se me ocurre que la negación a este principio sería, “no ayudar a los que más lo necesitan”, hasta aquí tenemos dos realidades de sujetos sociales, los solidarios y los no solidarios, ayudar o no ayudar es la cuestión.

Pero en Argentina estamos viviendo una realidad subnormal y aparecen nuevas categorías de personas, lo preocupante es que una de esos sujetos subnormales nos gobierna y es Milei.

Milei acaba de generar una política que no se califica de solidaria o no solidaria, no entra en estas categorías, agrega una nueva categoría que atenta contra nuestros seres interiores. Milei acaba de tomar una medida que consiste en ayudas económicas para pagar las cuotas de Escuelas Privadas, es decir, para quienes pueden pagar las cuotas, se los ayuda, a quienes no pueden aspirar a pagar una cuota, no se los ayuda.

Centrémonos en las medidas del libertario en lo referente a Educación, por un lado quitó todo tipo de recursos con los cuales la Nación se hace cargo de parte del presupuesto educativo, cortó los fondos para comedores, para obras edilicias, para planes como el FINES o el Conectar Igualdad, para compra de libros y hasta para sueldos docentes, todos esos fondos iban destinados principalmente a colaborar con la Escuela Pública y, más allá de que lo obligan las leyes, configuran un modelo de Estado Solidario, con el pretexto de ahorrar recursos para combatir el déficit. Al mismo tiempo, está destinando parte de esos recursos ahorrados para ayudar a pagar las cuotas de Escuelas Privadas, que va a destinado a familias que no tienen dificultades económicas y por eso optan por no concurrir a la Escuela Pública, dicho de otra forma, les saca el pan de la boca a los que tienen hambre para dárselo a quienes no necesitan el pan.

Como decía al principio, en Argentina el Ser Nacional es solidario en distintos niveles, desde muy solidario hasta nada solidario, pero estamos gobernados por un libertario que no tiene nada que ver con las convicciones y principios del Ser Nacional y esta cuestión es inadmisible, más allá de que se reconozca su elección democrática, democracia que lo puso en el cargo y a la vez el mismo desprecia, de acuerdo a lo que vemos en sus acciones.

Estamos gobernados por un Ser Antinacional, que ayuda al que no necesita y quita las ayudas a quienes lo necesitan, que festeja la visita de los piratas a nuestras Malvinas, que no se conmueve por el hambre de nuestros niños o jubilados, que no conoce a la Argentina y vive encerrado en Twiter, que declara maligno al Papa argentino, que se muestra como un valiente violento rodeado de una banda de seguridad pero jamás se animaría a caminar libremente por uno de nuestros barrios propinando sus asquerosos insultos, un machirulo reventado diría una amiga, un amante por contrato.

Argentinos y argentinas, no nos merecemos ese castigo al Ser Nacional y nuestra sociedad en su conjunto.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *