EL DNU QUITA LA SOLIDARIDAD DE LAS OBRAS SOCIALES Y DE NUESTRA SOCIEDAD

Breve diferencia entre obras sociales solidarias y prepagas

En la Argentina tenemos 4 formas de acceder a la atención de la salud: Pagando el servicio directamente, contratando una prepaga, perteneciendo a una obra social de acuerdo a tu desempeño laboral o accediendo al sistema de salud pública.

Comparemos los dos sistemas en los que hacés tus aportes para luego tener acceso a atención de la salud sin costo directo o con un costo muy reducido, las obras sociales solidarias o las empresas de medicina prepaga, vamos con una muy sintética descripción de ellas:

Obras sociales solidarias: organización de un grupo de un sector laboral que autogestiona su atención de la salud, sin fines de lucro, funcionan con un aporte muy bajo, generalmente del 3% del salario nominal, su característica fundamental es el aporte solidario, que significa que sueldos bajo y sueldos altos aportan el mismo porcentaje, distinto valor en pesos, pero en todos los casos el servicio es el mismo.

Empresas de medicina prepaga: Un grupo empresario las crea con fines de lucro, su prioridad no es el cuidado de la salud sino el lucro empresario, tienen altos costos para su ingreso, tienen distintos niveles de atención de acuerdo al precio que se pague.

El sistema de obras sociales solidarias históricamente sufrió un ataque fundamentado en el individualismo extremos, algunos trabajadores de muy altos sueldos rechazan el aporte solidario, quieren quitar los aportes y de esa forma contratar una prepaga, dejando a las obras sociales sin sus aportes, dejando a los trabajadores de bajos ingresos con menos recursos para sostener sus obras sociales. La sociedad argentina tiene una historia solidaria y por ese motivo existe la obligatoriedad del aporte a la obra social del sector laboral al que se pertenece.

Éste sistema no deja de tener un rasgo de injusticia social, porque deja afuera a quienes no tienen un trabajo registrado, que no tienen otra opción que concurrir al sistema público de salud, un sistema muchas veces vapuleado presupuestariamente y con muchas falencias.

Bien, no es el objetivo aquí un profundo análisis de los sistemas de salud, sólo expresar que el DNU de Milei tiende a premiar el individualismo, bajo el falso concepto de la libertad permite que el individualismo que lleva a algunos a retirar sus altos aportes para no ser solidarios con los trabajadores de sueldos más bajos y así llevarlos a una prepaga.

Si la libertad de elegir fuera verdadera, cualquier persona tendría que tener la posibilidad de contratar una prepaga, pero sabemos que ésta libertad no existe para el 90% de los argentinos.

El DNU destruye la solidaridad que los y las argentinas hemos sabido construir y que se ha reflejado en la ley de obras sociales, individualismo al extremo, deshumanización de nuestra sociedad.

Para salvar nuestra Patria, nuestros lazos sociales, nos movilizamos contra el DNU y la Ley ómnibus.

Víctor Hutt, Concepción del Uruguay.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *