PROFUNDA CAÍDA DE SALARIOS DOCENTES EN ENTRE RÍOS A FINES DE 2023

El 2023 ha sido un año de diálogo y paritarias durante la mayor parte del año, el resultado de los primeros 9 meses muestra que el aumento salarial se mantuvo muy cercano a la evolución de la inflación e incluso algunos meses por encima, lo mismo sucedió en todo el 2022, en ese año en el resultado final del año terminamos 5 puntos por encima de la inflación acumulada anual, en el 2021 terminamos el año igualando la inflación, en 2020, año de pandemia, sufrimos una inflación anual del 36,1% y ningún aumento durante el año, la compensación parcial llegó en febrero de 2021 con un 20% de aumento promedio, con lo cual el 2020 cerró, en el 2021, con una pérdida del 16%.

El salario docente de Entre Ríos tuvo un proceso de recuperación sostenido en el tiempo, desde el año 2004 hasta el año 2015, fue así que pasó de su punto mínimo de unos 300 dólares en 2003 a un mínimo a 750 dólares en 2015, hoy nuevamente nos encontramos en unos 350 dólares o 400 dólares según cual se tome como parámetro.

Durante el período de gobierno de 2015 a 2019 tuvimos una importante pérdida del salario real, perdimos alrededor del 20% del poder adquisitivo, una pérdida que también fue el promedio del resto de los trabajadores. Luego tuvimos una pérdida importante del salario real en el año 2020, un 11,8% de promedio, en el 2021 no tuvimos pérdida y en el 2022 recuperamos un 2,7% del salario real.

En el año 2023, por el efecto de la explosión inflacionaria y la no adecuación de los salarios, estamos cerrando el año con una pérdida del poder adquisitivo que estaría llegando a 24,6% en diciembre, la actualización salarial termina con 78,7% por debajo de la inflación acumulada anual, suponiendo un 29% en diciembre, como anuncian varias consultoras, quedaríamos con un aumento de 141,2% contra una inflación que llegaría a 220%, la pérdida del salario real significa que por cada $100 que cobramos en enero de 2023, en diciembre estaríamos cobrando un equivalente a $ 75,4, perdemos un cuarto de nuestro salario.

Ésta situación, de enero a diciembre 2023 se expresa en el siguiente gráfico:

La situación podría empeorar tremendamente si se concretan algunos indicadores económicos

Pero si se sostiene la tendencia inflacionaria y no hay adecuación salarial en enero, la situación sería catastrófica, eso se visualiza en el último renglón del cuadro anterior, podríamos perder el 44,5% del poder adquisitivo del salario, estaríamos percibiendo un 55,5% del sueldo que cobramos en enero de 2023, si extendemos el gráfico anterior a lo esperado para el mes de enero, podemos analizar la evolución del poder adquisitivo.

Si no logramos modificar el escenario económico, la distribución de la riqueza, los resultados económicos previstos, con haberes de enero estaremos perdiendo casi la mitad de nuestro salario, si en enero de 2023 nos alcanzaba para determinado nivel de adquisición de bienes y servicios, en enero de 2024 sólo podremos adquirir la mitad de esos bienes y servicios con nuestro ingreso salarial.

Aclaración 1: para el mes de diciembre se utiliza una inflación del 29%, por ser la anticipada por varias consultoras y para enero de 2024 se utiliza un IPC del 25%, no hay fundamentos para ese dato, es sólo un valor supuesto.

Aclaración 2: Los montos nacionales del salario docente pasaron de $ 12.100 en enero de 2023 a $ 28.700 en diciembre, representa un 137% en el año, pero se sostiene congelado desde el mes de septiembre de 2023.

Víctor Hutt

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *