TRABAJADORES DOCENTES Y NO DOCENTES SOSTENIENDO LAS ESCUELAS

14/06/2021

El año pasado, a esta altura del año, la escuela estaba cerrada por pandemia y abandonada por el CGE, pero en toda la provincia había clases virtuales, distribución de trabajos en fotocopias, contacto entre docentes y estudiantes, pero sólo por responsabilidad y compromiso de docentes.

El CGE en 2020 emitió la resolución de cierre de escuelas y se desvinculó durante muchos meses, fueron los docentes y directivos quienes se pusieron a trabajar para lograr el contacto con los estudiantes, implementaron las más diversas formas de continuar con clases en virtualidad, de fabricar materiales de estudio para estudiantes, se recorrieron viviendas para llevar trabajos impresos, se abrieron las escuelas para recibir a algunos estudiantes que necesitaban un contacto con la escuela.

Sólo los y las trabajadoras nos hicimos cargo de las escuelas en 2020, con una pandemia de contagios incipientes, en este 2021 seguimos con el mismo compromiso con nuestra escuela pública, el mismo compromiso que nos ha permitido cubrir las falencias históricas poniendo el cuerpo, en toda nuestra historia, hemos hecho posible el acto escolar en las peores condiciones, hemos abrazado siempre a nuestros chicos y chicas, cada vez que los gobiernos se han alejado de su obligación hemos redoblado esfuerzos para compensar esas falencias.

En este 2021, con más de mil contagios diarios en la provincia, con las salas de Terapia Intensiva repletas, que no nos aseguran que tendremos un lugar para nosotros o para nuestros estudiantes o familias si se contagian, tenemos que enfrentar decisiones de funcionarios políticos que se piensan en clave electoral, hoy nuevamente los docentes somos los que ponemos la mirada responsable sobre nuestras escuelas y estudiantes, como ha sido a lo largo de la historia.

Los gobernantes pasan, muchos utilizan al sistema educativo como escalón de sus carreras políticas, muchos funcionarios que hemos enfrentado a lo largo de los años hoy ya no están, se han ido a otros cargos, han seguido sus carreras de acuerdo a sus intereses y ni pasan a saludar por una escuela, nosotros seguimos aquí, seguimos en la trinchera de la escuela, cuidando la escuela y hoy le sumamos el cuidado de la vida, hoy hacemos el esfuerzo del trabajo no presencial, que es tremendamente complejo aunque no lo puedan entender los que nada entienden del trabajo en educación, ocupando el lugar que siempre hemos ocupado en la historia, luchando por el derecho educativo de nuestros niños, niñas, adolescentes y adultos, que ha sido, en repetidas ocasiones, negado por los distintos gobiernos, pero aferrados al convencimiento de que abrir las escuelas y producir el movimiento que esto produce, sería convalidar el aperturismo electoralista de quienes ocupan lugares de gobernantes y paralelamente piensan como candidatos políticos.

Seguimos defendiendo la escuela pública, mientras nos aferramos al cuidado de la vida.

Víctor Hutt

14/06/2021

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *