Historia para 2do D – 5ta actividad

HISTORIA- 2do D – PROFESOR PABLO AMARILLO – CLASE 5

EJE TEMÁTICO: SURGIMIENTO DEL CAUDILLISMO

El auge del caudillismo fue un fenómeno social de la América Latina posterior a la independencia. Durante el período 1820-1835, frente a la crisis del Estado y a la ausencia durante muchos años de un gobierno central fuerte, los caudillos se transformaron en muchos casos en el único poder real en sus zonas de influencia. Muchos de ellos se transformaron en gobernadores; otros mantuvieron ejércitos poderosos que desafiaron al poder central y legitimaron sus políticas con el apoyo de los sectores populares de sus provincias, defendiendo los intereses regionales y su autonomía amenazadas por la política del libre comercio y centralismo porteño defendidas por los unitarios. Así, los caudillos formaron parte del bando federal.

La mayoría de ellos eran terratenientes que se habían destacado en la defensa de las fronteras durante las luchas por la independencia. Pero además, habían luchado contra el indio incorporando o defendiendo tierras de los propietarios de entonces, protegían a la sociedad blanca y sus propiedades, conquistaban nuevas tierras y consolidaron un poder militar capaz de demostrar su importancia en la región, apoyado en las riquezas que obtenían de sus estancias, y en la movilización militar de la peonada.

Las milicias irregulares reclutadas entre los gauchos no tenían problemas de abastecimiento, «vivían del país», como se decía entonces. Estas tropas podían sobrevivir a la disolución del Estado y de hecho lo sobrevivieron.

La sanción de la Constitución de 1819 impulsada por los porteños, de carácter unitaria, aristocrática y centralista; junto con las noticias que llegaban desde Europa sobre la búsqueda por parte de enviados porteños, de un Rey para que gobernase a las Provincias Unidas del Río de la Plata, generó un profundo rechazo de los caudillos federales, que comienzan a entablar una alianza política y militar extendida por todo el territorio de las Provincias Unidas.

No negaron la necesidad de unión entre todas las provincias, pero consideraban que esta unión debía respetar la autonomía política y económica de cada una de sus respectivas regiones.

El manejo del puerto y la Aduana en forma exclusiva e injusta por parte de Buenos Aires será el tema central de los enfrentamientos que comenzarán a darse después de la independencia y concluirán en 1870, es decir, 50 años después.

Los caudillos federales más destacados fueron José Gervasio Artigas, de la Banda Oriental, Bernabé Aráoz, de Tucumán, Martín Miguel de Güemes, de Salta, Estanislao López, de Santa Fe, Francisco Ramírez, de Entre Ríos, Juan Bautista Bustos, de Córdoba, Felipe Ibarra, de Santiago del Estero, Facundo Quiroga, de La Rioja, Juan Manuel de Rosas, de Buenos Aires, y Justo José de Urquiza, de Entre Ríos.

ACTIVIDAD: detalla cuáles eran las principales características de los caudillos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *