Lengua y literatura para 2do D – 7ma actividad

Establecimiento: ESA Nº 12

Materia: Lengua y Literatura

Curso: 2º año, División D

Docente: Daniela Elisa Evequoz

Actividad nº 7                                                                  24/8/2020

La Crónica periodística

Actividad 1 El texto que les presentamos a continuación también ha sido extraído de un diario. Sin embargo, presenta diferencias con respecto a la noticia, ya que se trata de un género periodístico diferente. A partir de la lectura: a) ¿Podrían, en primer lugar, establecer el tema del texto? (es decir, explicar aquello acerca de lo que habla).

 b) ¿Consideran que los acontecimientos que se relatan merecen ser difundidos y conocidos por el público lector? ¿Por qué?

 c) La palabra crónica deriva del término griego cronos, cuyo significado es tiempo. Consideren cómo se relatan los hechos en este ejemplo. ¿Cómo se vincula la noción de tiempo con la forma en que estos hechos están narrados?

d) ¿hay algún fragmento en el que se haga evidente algún juicio o valoración del redactor?

“ EL PAÍS › CIENTOS DE MILES DE PERSONAS CONTRA LOS FEMICIDIOS.

 El día en que las mujeres dijeron basta Desbordaron la plaza del Congreso. Los manifestantes reclamaron cambios políticos y culturales contra los femicidios y el maltrato cotidiano. El documento consensuado. […] Llegaban de a dos, de a tres, de a muchas; lo difícil fue ver una sola. Muchas llegaron con chicos a upa, o en cochecito, colgados del hombro o de la mano y a pie. Algunas llegaron embarazadas. Muchas, con sus amigos, con sus parejas. Muchas, pero muchas, chicas de escuelas. Llegaron bajo banderas y encolumnadas. O con carteles recordando algún caso. O muchas, la enorme mayoría, con un cartel o una hoja de cuaderno donde podía leerse, ya casi de memoria, el lema convocante Ni una menos […] Qué importancia tendrá el número si la plaza del Congreso estaba henchida y la marea se extendía hasta y desde la 9 de Julio, y por Callao y por Entre Ríos, y por Rivadavia y las calles aledañas. Llegaron completamente desinteresadas del número de presentes. Lo que sí podía palparse en el aire que respiraban, en sus miradas, sus textos y sus gestos, fue la muy fuerte convicción de decir basta ya al número de sus muertas por el solo hecho de que fueron unas de ellas […]            

A las tres de la tarde, el escenario que daba la espalda al Congreso y miraba hacia el largo de la Avenida de Mayo, presentaba un aspecto ajetreado. Las organizadoras reunidas en grupitos charlaban, se movían, empezaban a recibir algunos familiares de víctimas de la violencia machista que irían ocupando un lugar dentro de un sector vallado al pie del escenario … La adrenalina estaba puesta en el allá del escenario, en la respuesta de las mujeres, de las pares, las iguales pero diferentes, las víctimas de la misma cultura, las potenciales víctimas que ya no quieren serlo. Como se dijo, llegaron de todos lados. Y a media hora del inicio, acercarse al vallado previo al escenario ya era un imposible […] Pasadas las cinco, dos locutoras de entre las organizadoras comienzan a leer una lista interminable de adhesiones. A las cinco y algo, pasan el primer video y después otro, separado por una nueva secuencia de adhesiones leídas por las mismas locutoras. En ambos videos las imágenes representan fotos de adhesiones a la Ni una menos, y retratos de víctimas de la violencia machista. Mientras la lectura de adhesiones y los videos, la muchedumbre de cuerpos agolpados que conformaban la multitud se movía y transformaba permanentemente. Siempre creciendo […] A los bordes de la marcha, las bocas del subte A de las estaciones Congreso y Sáenz Peña, pero también todas las bocas de todas las líneas, y desde muy temprano, llevaban la marca de la convocatoria en los carteles luminosos. Ni una menos. O los letreros de indicaciones de tránsito en las avenidas. Ni una menos. “Es importante lo que dice el documento, pero lo más importante es lo que está pasando acá, con la gente en la calle”, dijo la actriz Érica Rivas, una de las voces que minutos más tarde leería el documento. A las 17.40 Maitena, Juan Minujín y Érica Rivas subieron al escenario en ese orden. Dos minutos más tarde, Maitena empezaba la lectura del documento. “En 2008 mataron una mujer cada 40 horas; en 2014, cada 30; esos 7 años, los medios publicaron noticias sobre 1.808 femicidios. ¿Cuántas mujeres murieron asesinadas por ser mujeres en 2015? No lo sabemos. Pero sí sabemos que tenemos que decir basta. En estos años, los femicidios dejaron cerca de 1.500 niñas y niños huérfanos y algunos de ellos están obligados a convivir con los asesinos. El problema es de todos y todas. La solución hay que construirla en conjunto. Necesitamos sumar compromisos para cambiar una cultura que tiende a pensar a la mujer como objeto de consumo y descarte y no como una persona autónoma”. Dijo, además, cuando los aplausos le permitieron seguir, que “la palabra femicidio es, además, una categoría política, es la palabra que denuncia el modo en que la sociedad vuelve natural algo que no lo es: la violencia machista. Y la violencia machista es un tema de Derechos Humanos” […]

 A partir de las preguntas que respondieron, ya comienzan a hacerse evidentes algunas características de la crónica como género. En realidad, la crónica es el más antiguo de los géneros periodísticos. En principio, fue el modo de contar en otros ámbitos: en la historia, en la literatura. El periodismo tomó luego esa forma narrativa y la convirtió en una manera de narrar hechos de actualidad. Al igual que la noticia, la crónica periodística toma un hecho que es considerado de trascendencia, que se juzgue merecedor de ser conocido por el público lector. Esta es una de las semejanzas. Pero la manera de estructurar la información y la mayor libertad del redactor para organizar el texto constituyen diferencias entre uno y otro género.

Actividad 2

A) Consideren la organización cronológica de los hechos que se relatan. ¿Qué palabras o expresiones expresan esa ordenación temporal? Búsquenlas y márquenlas en el texto

B) Con respecto a la estructura de la crónica, deben considerarse los siguientes puntos: a) evocar el suceso que se desea relatar; b) ordenar los datos importantes, aunque no necesariamente en la secuencia en que sucedieron; c) darles el tono adecuado para que el lector se sienta atraído; d) agregar un comentario, una apreciación personal […] ¿Les parece que el cronista que escribió el texto que estamos trabajando hizo lo que aquí se detalla? Justifiquen su respuesta extrayendo, si es necesario, ejemplos del texto.

Actividad 3

Para finalizar, les presentamos un romance. Los romances son poemas narrativos (algunos datan del siglo XV) en los que se cuenta una historia. Relaten, a partir de los acontecimientos que se narran en este romance, una breve crónica policial.

 Romance del veneno de Moriana

Madrugaba don Alonso                                                los dientes tiene menudos,                       

a poco del sol salido;                                                     gota dentro no ha vertido.

convidando va a su boda                                             Don Alonso, como es mozo,

 a los parientes y amigos;                                            maldita gota ha perdido.

a las puertas de Moriana                                             -¿Qué me diste, Moriana,

 sofrenaba su rocino:                                                    qué me diste en este vino?

—Buenos días, Moriana.                                             ¡Las riendas tengo en la mano,                

 —Don Alonso, bien venido.                                       y no veo a mi rocino!

—Vengo a brindarte Moriana,                                   -Vuelve a casa, don Alonso,       

 para mi boda el domingo.                                          que el día ya va corrido

 —Esas bodas, don Alonso,                                         y se celará tu esposa

 debieran de ser conmigo;                                          si quedas acá conmigo.

pero ya que no lo sean,                                                -¿Qué me diste, Moriana,

igual el convite estimo,                                                que pierdo todo el sentido?

 y en prueba de la amistad                                          ¡Sáname de este veneno,

 beberás del fresco vino,                                              yo me he de casar contigo!

 el que solías beber                                                       -No puede ser , don Alonso,

 dentro en mi cuarto florido.                                      que el corazón te ha partido.

 Moriana, muy ligera                                                     -¡Desdichada de mi madre

en su cuarto se ha metido;                                         que ya no me verá vivo!

tres onzas de solimán                                                   -Más desdichada la mía

 con el acero ha molido,                                               desque te hubo conocido.

 de la víbora los ojos,

 sangre de un alacrán vivo:

 —Bebe, bebe, don Alonso,

 bebe de este fresco vino.

 —Bebe primero, Moriana,

 que así está puesto en estilo.

 Levantó el vaso Moriana,

lo puso en sus labios finos;

los dientes tiene menudos,

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *