LOS DOCENTES QUE VIAJAN DEBERÁN PONER MUCHO DINERO DE SU BOLSILLO

Los docentes percibimos un adicional por transporte, lo perciben aquellos que viajan más de 7 km para llegar a una escuela, si no fuera por ese adicional sería imposible encontrar docentes que decidan viajar a las escuelas alejadas, sencillamente porque a sus bajos sueldos deberían quitarle además el dinero para el viaje.

El código 29, que es el adicional por transporte tiene sus criterios de liquidación y se abona hasta 30 km del domicilio, si un docente debe viajar más de esa distancia, debe recurrir a poner dinero de su bolsillo, inexplicablemente tiene un tope en 30 km de ida, que son 60 km de ida y vuelta, 300 km semanales o 1200 km mensuales, hemos reclamado y seguimos reclamando que se quite ese tope y ningún gobierno lo ha hecho, considerando que ningún docente viaja lejos para pasear, si viaja es por necesidad laboral y además porque hay una escuela que lo necesita, si el docente decide no viajar o no puede afrontar el gasto, las escuelas se quedan sin docentes, los estudiantes se quedan sin escuela.

Pero ahora el problema del código 29 se encuentra con un grave problema, debido al aumento gigantesco de los combustibles y lo voy a explicar con algunos cálculos, anticipando el problema con el que se encontrarán unos 14.000 docentes luego del receso.

Actualmente, durante el mes de diciembre de 2023, el tope para el código 29 se estableció en $ 41.378, durante el año 2.023 y anteriores ese monto se viene ajustando con los aumentos de sueldo, que además hasta el mes de septiembre se ajustaba con la inflación, pero en el final del 2023, el aumento de sueldo quedó 70 puntos por debajo de la inflación acumulada, el salario real perdió un 22,6%, los combustibles tuvieron un aumento que superó ampliamente a la inflación y llegó a 260% en 2023, luego la fuerte suba en enero de 2024.

Vamos a hacer unos cálculos para tener una idea, el costo de viajar en autos particulares o en transporte público de pasajeros tiene una relación aproximada a un litro de nafta súper por cada 15 km, al menos esa fórmula funcionó en algún momento, voy a utilizar esa relación para los cálculos.

Si un docente viaja a dar clases a una escuela que le queda a 30 km, viaja 60 km de ida y vuelta, 300 km por semana y 1200 km por mes, contando 4 semanas (y restan 2 o 3 días).

En esa situación percibe el máximo de código 29, $ 41.738.

Pero 1200 km, a 1 litro cada 15 km, nos da 80 litros mensuales.

En este momento el litro de nafta Super de YPF cuesta $ 806 en Concepción del Uruguay.

80 lt x $ 806 = $ 64.480.

Dado que necesita $ 64.480 y recibe en concepto de código 29 $ 41.738, deberá poner de su bolsillo $ 22.742 para poder viajar a su escuela.

Ahora bien, muchos docentes viajan a distancias superiores a los 30 km, tomemos un promedio de 50 km de distancia a su escuela, hagamos los cálculos:

50 km, viaja 100 km de ida y vuelta, 500 km por semana y 2000 km por mes, contando 4 semanas.

2.000 km, a 1 litro cada 15 km, nos da 133,3 litros mensuales.

133,3 lt x $ 806 = $ 107.440.

Dado que necesita $ 107.440 y recibe en concepto de código 29 $ 41.738, deberá poner de su bolsillo $ 65.702 para poder viajar a su escuela.

El salario real cayó hasta el mes de diciembre, 22,6%, pero si además ese docente que ha perdido ya gran parte del salario por perder contra la inflación debe sacar esas sumas de dinero de su bolsillo para viajar, el panorama que nos espera después del receso es desolador.

La idea de estos cálculos, que pueden ser corroborados por cualquiera con papel y lápiz o con la ayuda de una calculadora, es anticiparnos a lo que nos pasará en pocos días y no encontrarnos con la sorpresa de una situación económica destruida, seguramente habrá una reacción de lucha como ya conocemos ampliamente en nuestra historia, pero si podemos anticiparnos podríamos evitar caer en pozos tan profundos.

Estamos viviendo en un país en el cual los combustibles aumentaron muy por encima de la inflación en breve tiempo, más que el resto de los productos, siendo un país productor de petróleo y dueños de YPF, la principal petrolera que opera en Argentina, por lo cual es difícil de comprender tan exagerado aumento, perdón, es fácil de comprender si abrimos un poquito los ojos, lo difícil parece ser abrir los ojos y además somos docentes de una provincia que hasta hace muy poco actualizaba sueldos por inflación y en los últimos tres meses, dos del gobierno anterior y uno del nuevo, nos destruyó el poder adquisitivo del salario y ya no nos pagará un adicional de transporte que nos alcance para cubrir los gastos de viajes al trabajo, si nos mantenemos en este camino sabemos que vamos a vivir una miseria que no se podrá tolerar.

La historia también nos muestra momentos similares y la salida ha sido siempre con la lucha de los sectores populares, cuando vemos que la economía se maneja para beneficio de unos pocos privilegiados y para el empobrecimiento de las mayorías populares, esas mayorías populares han salido a dar batalla y han torcido el rumbo de la economía, entiendo que es momento de no quedarnos a esperar el empobrecimiento extremo, es tiempo de ponernos en movimiento como clase trabajadora.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *