IMAGINACIÓN MUY PERVERSA DE MILEI Y SUS CONSECUENCIAS

“El Estado es el pedófilo en el jardín de infantes con los nenes encadenados y bañados en vaselina”

Ésa frase de Milei describe una mentalidad muy perversa, las personas tenemos restricciones morales que nos impiden tan siquiera imaginar ciertas imágenes, porque nos lastiman, no le permitimos ni a nuestra imaginación construir ciertas imágenes, la moral de Milei no se lo impide, no tiene restricciones morales para imaginar a niños bañados en vaselina y encadenados a mercede de un monstruo pedófilo, las personas con restricciones morales no podemos decir eso, porque no es una imagen que esté en nuestro interior y por ese motivo, sólo con escucharla, nos produce un profundo rechazo, podría haber buscado otras metáforas para indicar su desprecio por el Estado, pero en su declaración apeló a la imagen que se le vino rápidamente a la cabeza, un asco su imaginación.

Luego de pasar el primer párrafo, el más difícil de analizar, porque me obliga a introducirme en una imaginación muy perversa, muy fea humanamente, pasaré a analizar las implicancias técnicas de su afirmación.

En principio decir que su candidatura en sí misma es una profunda contradicción, propio de un alma desequilibrada, el mundo entero se organiza en naciones conducidas por los Estados, desde la antigüedad, miles de años, vemos que las sociedades se organizan en torno a Estados, que todas las naciones se organizan con distintos formatos pero siempre con un Estado que conduce el desarrollo de las naciones, han tenido formatos de gobiernos democráticos, monárquicos, dictatoriales, pero en todos ellos ha habido un Estado que se encargó de resolver cuestiones colectivas, más allá de los individualismos que han sido más o menos respetados, observando que las democracias han sido los formatos de gobiernos que mayor respeto han mostrado sobre las individualidades de los sujetos.

Milei se presenta como candidato a presidente en un país que se caracteriza por un Estado fuerte, que siempre ha buscado la forma de garantizar las necesidades colectivas y en formato de democracia, que respeta los derechos individuales que no afecten al resto de los individuos, con leyes y costumbres que tienden a la humanización de los sujetos.

Tanta claridad existe en el mundo de la necesidad de la organización a partir de la figura del Estado, que además se han creado formas de Estado supranacionales, como la ONU, la OEA, la CEE, etc.

La falsedad de la postura de Milei radica en presentar sólo algunas acciones del Estado, que se reiteran en la mayoría de los países del mundo, principalmente condena al Estado en su rol de garantía de las oportunidades, en su formato solidario, utilizando los fondos nacionales para ayudar a los más débiles, a los que no tienen ingresos porque el mercado laboral no llega a todos, que garantiza igualdad de oportunidades con la Educación Pública o la Salud Pública, mejorando las oportunidades de las Provincias más pobres con la coparticipación o regulando las acciones individuales con leyes que impiden la venta de órganos, la venta de niños o la tenencia de armas.

Pero no caigamos en esta imagen falsa del Estado que nos quiere presentar Milei, el Estado garantiza, regula y sostiene la posibilidad de vivir en sociedad, sin esas garantías nos transformaríamos en sociedades salvajes y nos pareceríamos mucho a la imagen de Milei sacudiendo una motosierra como imagen de la ley de la selva.

En una sociedad sin Estado los débiles se mueren y no creas que los débiles son los “planeros” o tantos sectores discriminados por Milei.

En una sociedad sin Estado los débiles de relaciones de fuerza se mueren y pierden todo, si tenés una casa o un auto, aparece alguien más fuerte que vos y te los lleva, sin existir un Estado que lo pueda frenar, es cierto que en la actualidad tenemos algunos crímenes difíciles de combatir, pero en la sociedad que propone Milei eso sería la normalidad absoluta, no habría un Estado que sostenga fuerzas de seguridad ni un sistema judicial que aplique las leyes, porque tampoco habría leyes.

En una sociedad sin Estado volvemos al analfabetismo generalizado, porque sin Escuela Pública ése es el resultado y ante cualquier enfermedad la mayoría de la población se moriría en su casa, el caos que propone Milei como modelo de sociedad sería incapaz de garantizar el cuidado de la salud y si existen centros privados, serían destruidos, porque ingresarían personas armadas a reclamar atención, ni siquiera existiría el negocio privado de la salud.

En la sociedad que propone Milei no habría calles, ni rutas, ni puentes, durarían un tiempo las actuales hasta que se destruyan.

En la sociedad de Milei no habría leyes de tránsito, porque el derecho a paso sería discutido a tiros, cada encontronazo de tránsito se resolvería con un muerto, aunque no se produzca un choque.

En la sociedad sin Estado que propone Milei, si consiguieras un trabajo, serías un esclavo, tu jornada laboral duraría hasta que caigas exhausto y algunas veces caigas muerto de tanta explotación, ya la conocemos, nuestra sociedad ya vivió la esclavitud y la eliminamos como forma de explotación laboral, nos falta mejorar un montón las condiciones laborales, pero la vuelta a la esclavitud no es la opción.

Podríamos dar infinidad de ejemplos de los roles del Estado que no nos damos cuenta porque los tenemos y los disfrutamos y recién nos daríamos cuenta si los perdiéramos, estallaría nuestra vida, que es precisamente lo que declara Milei que tiene como objetivo.

La contradicción fundamental en la candidatura de Milei es que está pidiendo el voto para que lo elijan como Presidente, que es la persona que conduce el Estado, pero a la vez anuncia que destruirá el Estado si le damos la posibilidad de conducirlo, que utiliza lo establecido en la Constitución, que utiliza la Democracia, justamente para destruir la democracia el Estado organizado desde la Constitución.

La contradicción que deben resolver los votantes de Milei es que no es coherente ejercer el derecho democrático al voto para dárselo a alguien que viene a destruir la democracia, que vota porque considera que las actuales conducciones del Estado deben mejorar y eligen a quién anuncia que no mejorará nada, que destruirá todo lo que hoy consideramos que es poco.

Existen personas que actualmente reclaman que la seguridad es un problema, no deberían votar a quien pretende dar armas a todos y de esa forma quitar el poder de las fuerzas de seguridad.

No pueden votar a un personaje que pretende incendiar el Banco Central para quitarle su poder y por el contrario, pretende someterse al Banco Central de Estados Unidos, que maneja el dólar a su antojo.

Es contradictorio que reivindique el rol de los militares en la dictadura, lo más oscuro que ha hecho el ejército argentino y por otro lado aplauda a Margaret Tatcher y entregue Malvinas, que es una guerra muy sentida por el actual ejército argentino, esto significa que sólo reivindica al ejército que realizó un genocidio con sus compatriotas y avergüenza a los militares y soldados que ofrendaron sus vidas para defender a las Malvinas. Es en este punto donde debemos destaca el rol de Villarroel por sobre Milei, porque a pasado su vida reivindicando a los genocidas y nunca la vimos elevar la bandera para defender las Islas Malvinas, allí también podemos ver la mano de Macri, otro personaje que con sus acciones nos alejó de nuestro derecho sobre Malvinas y su familia se enriqueció escandalosamente durante la dictadura.

Por tus valores, por tus principios, con la bandera del amor al prójimo, por tus derechos, por los derechos de tus familiares, de tus amigos, de todo el pueblo que habita la Argentina, por tu salud, por tu educación y por las de todos tus seres queridos, no podés votar a quién pretende destruir la sociedad argentina tal como la conocemos y sumergirnos en una sociedad que se muera por cualquier enfermedad, que no pueda educarse, que el más fuerte mate al más débil, que nos aísle del mundo para siempre, que nos esclavice y que nos dirijan a balas y garrotes, sin leyes que regulen nuestra vida en sociedad y cuando digo sin leyes, sólo tenés que mirar el rol de Milei en el Congreso, fue elegido para ocupar un lugar y mostró desprecio por nuestras leyes, porque no asistió nunca.

En el ballotage del 19 de noviembre no se discuten dos modelos de civilización, se discute sostener y mejorar una sociedad civilizada como la que tenemos, como la que tienen todos los países o una sociedad salvaje en la cual cada uno se salve sólo, arma en mano.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *