COLEGIO DEL URUGUAY “JUSTO JOSÉ DE URQUIZA”: CRÓNICA DE UN SAQUEO ANUNCIADO.

El 8 de junio de 2.000 es la fecha de creación de la UADER, en aquel momento el Gobernador Sergio Montiel toma la decisión que es acompañada por la legislatura provincial. La UADER se crea sobre la estructura de carreras terciarias que ya existían en la Provincia de Entre Ríos, sin una discusión previa sobre los pasos a seguir, primero se creó y luego se comenzó a pensar en el significado de la Universidad, ese proceso fue traumático, varios años de títulos no reconocidos, un proceso de normalización que llevó varios años, marchas y contramarchas que caracterizaron a la UADER como un espacio de permanente conflicto, siempre con mucha injerencia de disputas políticas que se imponían a las cuestiones educativas.

Ése mismo 8 de junio de 2.000 nos enterábamos, con sorpresa, que la Universidad incluía a cinco Colegios Secundarios de la provincia, entre los que se encontraba nuestro Colegio del Uruguay “Justo José de Urquiza”, de un día para el otro nos enteramos que éramos parte de la Universidad Autónoma de Entre Ríos

Quienes llevábamos muchos años en el Colegio del Uruguay, parte de esos 150 que ya tenía de vida, nos preguntamos, ¿por qué?, ¿para qué?, nunca nos explicaron el motivo. Desde sus comienzos no permitimos que nos engañaran y siempre supimos que UADER incorporaba a nuestro Histórico Colegio para absorber y no para brindar, desde la ley de creación tuvimos claro que una Universidad que nacía de la nada, por una simple ley, sin un trabajo y un consenso previo de sus protagonistas, que adolecía totalmente de un prestigio inicial, incorporaba al Colegio del Uruguay y a las demás escuelas secundarias incorporadas, con el único objetivo de absorber sus prestigios, el Histórico Colegio tenía 150 años de donde absorber prestigio.

La historia de estos 23 años del Colegio del Uruguay en UADER no se han corrido nunca de ése objetivo inicial de absorción, llegando hoy a transformarse en saqueo con la quita de cargos docentes esenciales para nuestro funcionamiento, además de una gran cantidad de horas que se vienen quitando desde años anteriores.

Sólo a modo de ejemplos, puedo citar hechos que nos marcan lo perjudicial que ha sido para nuestro Colegio la incorporación a UADER. Nos hicieron creer que pasaríamos a ser un Colegio Universitario, luego Pre Universitario, hasta algunos se lo creyeron, jamás se dio un paso en ese sentido, al hacernos creer que éramos universitarios nos aplicaron reglas universitarias y dentro de ellas la falta de estabilidad de los y las docentes, llevamos 23 años de inestabilidad laboral en nuestras horas o cargos; hemos resistido el embate contra nuestro sistema de concursos y su transparencia, por nuestra resistencia hoy sostenemos el ingreso por credenciales, pero sabemos que si bajamos la guardia lo perdemos, otros Colegios de UADER han perdido esa garantía de transparencia y tienen ingresos que podrían definirse como muy turbios comparados con el nuestro; un verano de hace alrededor de 11 años nos enteramos que venían a saquear nuestro laboratorio de informática, desde la Facultad de Ciencia y Tecnología de la que dependemos habían decidido llevarse nuestros recursos, logramos retenerlo por una resistencia histórica de los docentes; en nuestros 23 años en UADER hemos dependido de la Facultad de Ciencias de la Gestión, luego de Rectorado y finalmente de la Facultad de Ciencia y Tecnología, cada decisión de movernos se debió a disputas entre personas con poder, jamás una justificación educativa detrás de cada paso.

Lo que venimos diciendo hace mucho tiempo y el paso del tiempo no hace más que confirmarlo, es que UADER no tiene una política educativa de Educación Secundaria, no tiene idea de para que tiene Colegios Secundarios, aunque esto le ha servido para crear cargos y ubicar familiares en puestos tales como “Coordinación de Escuelas Medias”,  Coordinador de FCyT y Colegio del Uruguay, cargos con elevados sueldos, con designaciones a dedo y sin una tarea que podamos ver reflejada en hechos importantes, cargos que ni siquiera vemos cumpliendo tareas en sus lugares de trabajo.

En éste 2023 nos encontramos en una situación crítica en UADER, con una falta de presupuesto que compromete su funcionamiento en algunas Facultades de gran tamaño y fiesta de cargos políticos en otras Facultades de pequeño tamaño, así como vemos que Humanidades no puede sostener la investigación por falta de horas en el presupuesto, observamos que en la Facultad de Ciencias de la Gestión quedan chicas las oficinas para que se puedan sentar las personas designadas por favores políticos, vemos un Rectorado que ha decidido poner a la Universidad al servicio de una candidatura política, que apoya a la misma persona que frena el proyecto de nacionalización de Humanidades, necesario para que dicha Facultad pueda cumplir sus objetivos educativos.

En este contexto histórico y actual, mucha de esa podredumbre de mezquindades y personalismos que se imponen sobre los mandatos educativos, el Colegio del Uruguay sigue siendo un lugar de absorción de recursos, que hoy se transforma claramente en un saqueo. Para quienes no conozcan el funcionamiento del Colegio Secundario, me refiero a las autoridades de la Facultad de Ciencia y Tecnología y al Rectorado, específicamente al Rector Luciano Filipuzzi, tendrían que saber que los cargos de Preceptores son esenciales en un sistema educativo de nivel secundario, son muy diferentes a esos cargos que ellos designan a dedo para sostener favores políticos, un Preceptor o Preceptora es un docente que acompaña las trayectorias de los y las estudiantes, es la persona que está en contacto directo diariamente con los y las estudiantes, que conoce sus necesidades, que se transforma en nexo con el resto de los docentes, con las asesorías pedagógicas, con el personal directivo y también con las familias. Un Colegio Secundario sin Preceptores es un Colegio que hecha al abandono a sus Estudiantes, es una Escuela que se aleja de las necesidades del sector de la sociedad que confía la educación de sus hijos e hijas a una institución educativa.

En el Colegio del Uruguay “Justo José de Urquiza” hemos sufrido el “robo” de los últimos tres cargos de Preceptor que se han liberado por jubilaciones y nos anuncian que vienen por más, que vienen por todo, hoy estamos mirando futuras jubilaciones para adelantarnos a los próximos “robos” de cargos. Educar en el Colegio del Uruguay en el marco de nuestra pertenencia a UADER nos ha sido siempre más complicado que educar en el marco del CGE, con todas las falencias que éste último pudiera tener, pero ante el saqueo del presente y su continuidad en el tiempo, llegará a hacerse insostenible.

173 años de historia marcando los caminos en el sistema educativo de la Patria nos obligan a dar batalla, un Colegio que en su historia puso su sangre para defender ideales no se rendirá ante las decisiones de personas corruptas, oportunistas que utilizan sus circunstanciales lugares de poder para obtener beneficios personales.

La lucha de resistencia ya comenzó, primero con las asambleas y movidas docentes, ahora se suman ejemplarmente sus estudiantes y existe el compromiso de continuar profundizando esta batalla hasta recuperar los cargos de preceptor que fueron quitados, hasta recuperar el sentido y los ideales históricos de nuestro Colegio inserto plenamente en el sistema educativo y al servicio de la comunidad toda de Concepción del Uruguay y sus alrededores.

Invitamos a la ciudadanía a sumarse a nuestra lucha para defender nuestro Histórico Colegio, para defender un lugar que forma parte de nuestra identidad y de nuestra historia, convocamos a las autoridades municipales y provinciales a ponerse a nuestro lado porque el interés debe ser colectivo, el silencio ante el saqueo se convierte en complicidad.

Víctor Hutt, ex alumno, docente, delegado gremial en AGMER por el Colegio del Uruguay.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *