PUBLICIDAD ABUSIVA EN LA APP DEL NUEVO BANCO DE ENTRE RÍOS

Dentro de los servicios que presta el Nuevo Banco de Entre Ríos se encuentran los cajeros automáticos y la App para computadora o celular, estas herramientas son constitutivas del servicio bancario.

Resulta inaceptable que en esas herramientas se incluya publicidad, las publicidades en App o servicios similares están presentes en aquellas que son gratuitas, que se sostienen con la publicidad, cuando una persona utiliza esas App gratuitas, acepta la condición de la publicidad, pero esto no es así con los servicios del Banco. Los servicios del Banco no son gratuitos, son parte de un servicio por el que reciben una retribución, no corresponde que además agreguen publicidad.

Lo que resulta mucho más preocupante y condenable y ante lo cual deberían intervenir las autoridades de contralor, es que esa publicidad es engañosa, las publicidades aparecen como la opción más sencilla cuando no tenemos tiempo o posibilidad de leer claramente los cartelitos, cuando tratamos de resolver apurados en un cajero y esta publicidad engañosa se profundiza cuando los que utilizan estas aplicaciones o cajeros son personas mayores, que no son nativos digitales, que memorizan un mecanismo y se pierden cuando aparecen modificaciones, que tienen problemas de visión y muchas veces terminan contratando seguros, sacando préstamos, adhiriendo a sistemas de pago digitales, sin siquiera enterarse de que lo han realizado.

Éstos engaños a los que nos somete el Nuevo Banco de Entre Ríos en muchos casos generan el pago de seguros u otros pagos similares que cuando se genera tardan muchos meses o años en darse cuenta del engaño o hasta la contratación de créditos, que además se prestan a tasas usurarias y generan una tremenda pérdida en los ingresos.

Es necesario que las autoridades que deben controlar a los bancos intervengan de forma inmediata y prohíban estas publicidades en medio de un servicio contratado y se devuelvan todos los pagos al banco en forma engañosa, los usuarios podríamos denunciarlo ante el poder judicial, pero el Poder Judicial no es accesible a quién no tiene recursos para asumir los costos de los juicios ante resultados negativos, mientras que las organizaciones como los bancos disponen de grandes estudios de abogados que defienden sus intereses, por más injustos que sean, deben intervenir las autoridades porque los ciudadanos no somos iguales a las grandes corporaciones ante el Poder Judicial, por lo tanto tampoco somos iguales ante la ley.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *