ANTE LA PERVERSA CAMPAÑA ANTISINDICAL DE LOS PARTIDOS DE SEUDO IZQUIERDA FUNCIONALES A LA PATRONAL

25 de marzo de 2019

Nos obliga a dar respuestas, explicaciones, que las damos todos los días cara a cara, en las escuelas y colegios, en las salas de maestros y profesores, en los pasillos, en los patios, en las reuniones de personal dentro y fuera de las instituciones.

Quién escribe este texto tiene la misma cantidad de años en la docencia que en el sindicato, habiendo sido afiliado militante siempre, delegado, congresal, varias secretarías incluyendo la secretaría general del sindicato en el departamento y, por lo tanto, con una participación de un número incontable de movilizaciones, seguramente muchas más de cien y podrían ser doscientas, porque AGMER es un sindicato que se moviliza, siempre, como ningún otro sindicato en la provincia. Algunas movilizaciones que quedan en la memoria, solo en ciudad deben ser cien, en Paraná a casa de gobierno, a la caja de jubilaciones, al Tunel con corte de ruta, a Santa Elena por la Escuela agrotécnica, a Urdinarrain en un comienzo de ciclo, a Buenos Aires por la marcha grande, a la carpa blanca del ayuno docente muchas veces, en Colón, en Basavilbaso, al puente de Gualeguaychú contra las papeleras, al Km 0 de la ruta 14, al puente de Zárate Brazo Largo, a Montevideo, a Rivera-Santa Ana do Libramento, muchas veces llevando a mi familia, en una de ellas a mi hija en la panza de mi compañera. Hemos marchado contra todos los gobiernos, contra todos los poderes, contra todos los patrones. Desde ese lugar es que me creo con la suficiente dignidad para hacer la aclaración y repudia la agresión, la falta de respeto, la estrategia antisindical que estamos soportando en estos días de parte de militantes que priorizan sus aspiraciones personales, sus objetivos de lograr “poder”, de dominar a las masas en lugar de representarlas, de llevar adelante las estrategias de sus partidos y no las mejores acciones para los docentes, en función de las decisiones de los docentes y de la voluntad de los docentes.

El domingo 24 de marzo, a las 17 horas, se convocó a una asamblea de afiliados en la Seccional para definir el mandato del departamento ante el congreso provincial del día 25 de marzo, respecto al acatamiento o no de la conciliación obligatoria dictada por la justicia laboral en el conflicto docente, ese era el tema a tratar, se desvirtuó la convocatoria, se escucharon chicanas y mentiras de todo tipo de parte de estos militantes que ya todos conocemos, no era el tiempo de responder la montaña de mentiras, debíamos respetar a los compañeros presentes, debíamos respetar el tema de la convocatoria, luego de un breve debate se pasó a la votación y por una amplia mayoría de 132 votos contra 26 se decidió acatar la conciliación obligatoria y resguardar al sindicato de las garras del poder que sueña con intervenirlo, multarlo, que está esperando que le demos la oportunidad.

Sobre el final y luego de tratado el tema de la convocatoria se propone desde estos sectores que todos conocemos realizar una movilización el día 25 de marzo, al día siguiente, al mismo tiempo que se estaría realizando el congreso en San Salvador, argumentamos en contra de la misma, no porque no acordemos con las movilizaciones, porque como decía antes, lo hemos hecho durante toda nuestra vida, contra todos los gobierno, contra todos los patrones, contra todos los poderes, sino porque consideramos que gran parte de nuestros dirigentes estarían en el congreso, que no teníamos el tiempo para organizar una movilización contundente como medida de fuerza, porque entendemos que una movilización sin compañeros es una medida de debilidad y no de fuerza y cuidamos al sindicato de cometer esos errores, dimos esos argumentos y se votó, otra vez alrededor de 132 a 26, no se contaron los votos porque la diferencia era abrumadora.

En democracia, dentro del sindicato, en la asamblea, decidimos que no era conveniente realizar la movilización propuesta. A los pocos minutos de terminada la asamblea comenzaron a aparecer carteles por WhatsApp y Facebook atacando al sindicato y a Integración por no realizar la marcha, lo que evidencia que el plan no era la movilización, sino que la moción fue presentada para justificar los carteles, la moción era inviable, imposible, no conveniente, pero la estrategia era antisindical, nos dimos cuenta dos minutos después de finalizada la asamblea.

Algunas aclaraciones a la mentira, dicen que Integración no quiso hacer la movilización, mentira, fue el sindicato, en la expresión de la asamblea, propusieron y la gran mayoría no los acompañó por no considerar adecuada la propuesta, eso es la democracia, pero no la soportan, salen a atacar a Integración, una de las agrupaciones comúnmente lleva 6 personas a las movilizaciones, 4 se iban al congreso por ser congresales, ¿pensaban movilizar aportando dos personas?, la otra agrupación se movilizó igual, 4 personas repartiendo volantes en la peatonal. Porque sabíamos que eso no le servía a AGMER es que votamos no movilizar este lunes, porque era una medida de debilidad.

Compañeros, mantengámonos alerta a las mentiras, informémonos, hablemos como compañeros que somos, siendo buenos compañeros, queriéndonos entre nosotros, tenemos errores y aciertos, pero el enemigo está afuera y lo tenemos que enfrentar con la mayor unidad posible, en la medida en que podamos, respetando los tiempos de todos, sabemos que docentes que hoy no se movilizan lo han hecho muchas veces y lo volverán a hacer en el futuro, llamamos, incentivamos, acompañamos, tiramos nuestras ideas, nuestros argumentos, pero respetamos los tiempos de todos, no nos creemos superiores al resto, somos parte de los trabajadores de la educación y no queremos ser los soberbios iluminados que obligamos y castigamos a los que no siguen nuestras ideas, somos Intregración por un AGMER de Todos y no de una vanguardia iluminada que maneja al resto.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.